CIBER PROTECCIÓN

Las nuevas amenazas asociadas al entorno digital, la interconectividad y la digitalización del tejido empresarial español constatan la necesidad de un cambio de paradigma al gestionar los riesgos cibernéticos. Es necesario replantear las estrategias de gestión de riesgos digitales corporativos y adoptar medidas que permitan mejorar la fiabilidad, seguridad y resiliencia con el fin de que las empresas y los ciudadanos puedan aprovechar plenamente las ventajas de la economía digital.

Hoy en día ya no cuestionamos si las ciberamenazas pueden incidir sobre una empresa. La pregunta que tenemos que plantearnos es simplemente, cuándo sucederá y si la organización contará con los mecanismos adecuados para hacerles frente.

En este contexto las Pólizas de Ciber Riesgos se establecen como medidas de defensa de primer orden que, junto con la concienciación de los trabajadores y el incremento de la ciberseguridad corporativa, tienen beneficiosos efectos sobre el mercado español.

Estas pólizas no solo permiten gestionar los ciber riesgos corporativos con mayor efectividad y mejorar el nivel general de la ciberseguridad industrial de nuestro país, sino que también aportan un conocimiento relevante de las amenazas cibernéticas que atenazan a nuestras empresas.

Es preciso conocer la exposición al ciber riesgo de la empresa y qué niveles de seguridad son los establecidos.

Muchas empresas, se preocupan por la ciber seguridad, pero no son conscientes de los riesgos a los que se enfrentan. El control de seguridad es bajo. Son potenciales objetivos de los hackers, malware, errores o actos malintencionados de empleados.

Una pérdida de datos o una fuga de seguridad tienen un gran impacto.

Un ataque puede tener importantes consecuencias que pueden afectar a la actividad, la competitividad e imagen y reputación de la marca.
Además, hay que tener en cuenta las consecuencias económicas, costes de notificación, reclamaciones, encontrar expertos que solucionen los daños…

Es importante tener una respuesta rápida ante un ataque.

La prevención es fundamental para evitar que las consecuencias sean mayores, pero si aun así sufre un ataque, es crucial una respuesta en menos de 24 horas.

Las Pymes son especialmente vulnerables.

Son objetivos claros por la vulnerabilidad de sus sistemas de seguridad y son la puerta trasera de acceso para atacar grandes compañías.
No importa el tamaño de la empresa, todos los datos son interesantes para un hacker.

70%

Ataques son a Pymes

+41%

Incremento de ciber ataques en España